Dramático choque entre Sainz y Alonso

0
344
f1

En otro final frenético, con una minicarrera de dos vueltas saliendo desde parado, Max Verstappen se ha llevado su segunda victoria de la temporada en el Gran Premio de Australia, con lo que se destaca en solitario en el liderato del Mundial. Lewis Hamilton regresa al podio tras una gran actuación y por detrás, la lucha entre Fernando Alonso y Carlos Sainz pasó de posible drama para el asturiano, a un duro golpe para el madrileño.

Al final, el de Oviedo mantiene el podio, el tercero en tres carreras, pese al susto final, y el madrileño era cuarto, hasta que llegó la FIA de nuevo para dejar su sello inconfundible de arbitrariedad y subjetividad: 12º pese a una carrera excelente, con la sanción más que severa y discutible del final para el de Ferrari.

No tenía intención de llevarse al asturiano, pero Carlos le tocó en la salida de la curva 1, provocando el trompo de Aston Martin. Venía picado con un Gasly muy combativo y eso le hizo no poder frenar a tiempo para evitar tocar a Fernando. En principio, la tercera plaza quedaba bajo investigación y Alonso 11º, no estaría inicialmente en el podio, pero queda por dilucidar si es Sainz o Hulkenberg quien lo tomaba E ncluso podía ser Fernando, pues con otra bandera roja inmediata, como hubo por el accidente de Gasly y Ocon, se podía volver al orden anterior a la resalida. Lo de Alpine y sus pilotos es de traca.

Los comisarios decidieron volver atrás tras el accidente y recuperar la clasificación de la vuelta 56, antes de la resalida, que era Verstappen, Hamilton, Alonso (que había caído al 11º) y Sainz. por lo que Fernando salvaba una situación muy delicada, donde parece de no tener cogida nunca la copa hasta después de acabar, como pasó en Arabia. Se antoja necesaria una revisión de todo el proceso de banderas rojas y resalidas en las vueltas finales, algo que colea desde Abu Dabi 2021 y donde Liberty Media parece encantada con la incertidumbre que alimenta el espectáculo incierto y caótico.

Sanción injusta

Carlos fue penalizado injustamente con 5 segundos antes de afrontar la última y definitiva vuelta neutralizada (tras coche de seguridad) en la que acabó uno de los grandes premios más caóticos de la historia. Eso le suponía salir de las primera posiciones y casi de los puntos. «Nooo, que esperan y me dejen hablar luego. No la merezco», se quejaba por la radio Sainz desesperado, ante una sanción que fue claramente un incidente de carrera. Esos 5 segundos lo mandaron al 12º final

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí