Checo Pérez está avisado

0
2821
f1

Christian Horner ha dicho que «el problema de ‘Checo’ es que no acepta ser el número 2 de Red Bull». Más que una declaración, es un mensaje claro para el mexicano: lo que Red Bull quiere y espera de él. Mensaje o aviso, como prefieran.

Un mensaje que llega aparentemente dulcificado por otras consideraciones, como la afirmación de que las prestaciones del mexicano convergen con las de Max Verstappen. Y que pronto comenzarán conversaciones sobre el futuro. Pero está claro que Sergio Pérez, esté escrito o no, deberá aceptar su papel.

Es cierto. Pérez pudo haber ganado. El enfado de Sergio no es tanto el haberse tenido que plegar para ayudar a su compañero –y jefe de filas, a los hechos me remito–, sino por lo temprano de la temporada que es, pero en Red Bull pensaron en óptica de campeonato.

Max es su campeón, su apuesta de presente y futuro –el interés de los austríacos por renovarle a largo plazo para evitar ‘tentaciones’ lo deja claro–. También parece más consistente que el mexicano… y si ganaba, salía de Barcelona como líder del Campeonato.

Un enfado que escenificó claramente a través de la radio del equipo, a sabiendas que lo dicho sería público.

Christian Horner y Helmut Marko saben perfectamente que este campeonato será tanto o más duro que el del año pasado y que en un momento dado, Mercedes puede convertirse en árbitro incómodo. Si esto llega, mejor tener las mejores cartas posibles en la mano.

Si Red Bull hubiera dejado a Pérez ganar en Barcelona, el mexicano estaría ocho puntos más cerca de Charles Leclerc, a sólo 11. Pero Verstappen estaría cuatro puntos por detrás. Eso sí, nada hubiera cambiado de cara al Campeonato de Constructores.

Supongo que la situación no es agradable para ‘Checo’, seguro. Pero seguro que en Red Bull tiene la ocasión de lograr mejores resultados que en cualquier otro lugar y que los austríacos tienen relevo, si se tercia.

La posición de Red Bull es clara y habitual en el Campeonato, al menos cuando los títulos están en juego y no hay nada que reprocharles. Ellos pagan la fiesta… y no van a arruinar un título para dar gusto a sus pilotos. No es ese el juego… lo sucedido en McLaren en 2007 lo tienen todos muy presente y Sergio es un profesional que seguro que lo sabe, aunque le duela.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí