Carlos Sainz, enésima avería, enésima remontada

0
212
averia

En lo que va de año, las circunstancias adversas se suceden para poner a prueba la resistencia mental de Carlos Sainz. El momento decepcionante de la clasificación en el Gran Premio de Bahréin volvió a tener al español como protagonista, en una sesión en la que iba a estar luchando por el cuarto o quinto puesto de parrilla con Alexander Albon y Checo Pérez, otra vez espléndido en la vuelta única.

En lugar de eso, deberá salir 15º, tras una avería de difícil explicación. Cuando iniciaba la Q2, el coche de Sainz se rompió. El tren trasero se quedó bloqueado por completo en la curva 1, con el consiguiente trompo. No pudo volver a ponerlo en marcha, con las ruedas posteriores ancladas sin opción de girar. Una avería en los frenos traseros.

Es increíble la cantidad y variedad de contratiempos que el español ha sufrido este año: un motor que se sobrecalentaba (cuatro primeras carreras); errores en boxes de sus mecánicos (al menos en dos citas); o la rotura de motor en Spa antes de tomar la salida. Y pese a todo, es séptimo en el Mundial por delante de Norris. El inglés partirá noveno, pero es que en la Q1 estaba medio segundo por detrás de Sainz.

«Si había un día en el que no podía pasar era hoy. Las opciones se fueron del todo en ese bloqueo, incluso para la estrategia de la carrera. No sé si ha sido el sistema de frenos, no puedo confirmar ni desmentir nada», decía un Sainz contrariado, como es lógico, pero sereno, sin un aspaviento y sin apelar a la mala suerte: «No existe, existen los fallos mecánicos», aseguraba.

La situación podría ser aún peor, pues si ese abrupto problema de frenos, reconocido por McLaren, afectó a la caja de cambios, su sustitución por una nueva para la carrera conllevará cinco plazas de sanción, con lo que saldría vigésimo y último.

En condiciones normales, y con la estrategia cambiada, habría ciertas posibilidades de remontar en la carrera, pero ayer, la mayoría de pilotos de al clase media (al igual que intentaba el madrileño) montaron los medios en esa Q2, para usarlos hoy de salida. Por consiguiente, la sorpresa estratégica queda sofocada. «En este circuito se puede adelantar sí, pero se ha complicado mucho ya que el ‘top ten’ sale con el neumático medio y los de detrás no tenemos ventaja con ellos», exponía Sainz en Movistar+F1.

«Los que me he guardado no los puedo ni usar, lo que me complica la carrera. He guardado gomas duras y uno de los medios tendrá planos tras el bloqueo del eje trasero, así que es lo peor que podía pasar. Me compromete la carrera, las opciones estratégicas, por eso estoy muy enfadado», remataba Carlos tras bajarse del coche.

Por delante tendrá a RussellStrollLeclerc y Vettel, coches nada sencillos de rebasar, aunque pueden estar a su alcance. Más adelante, llegarán Kvyat y Lando Norris (noveno en parrilla), en lo que se antoja otro día de remontada para Carlos, que cambiará de nuevo el ‘chip’ en cuanto empiece la carrera. De ser un candidato sólido al podio ha pasado a otro ejercicio de supervivencia, algo que le ha tocado muchas veces y que le está curtiendo, pero que le gustaría dejar atrás de una vez por todas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here