Carlos Sainz cumple 27 años afianzado en la Fórmula 1

0
212
f1

Carlos Sainz Vázquez de Castro cumple hoy 27 años, justo antes del GP de Países Bajos donde el piloto madrileño quisiera hacerse el mejor de los regalos, un nuevo podio –a ser posible en el escalón más alto– en Zandvoort esta semana.

Atrás quedan muchos años de competición de ‘Carlitos’, de ‘júnior’, en una trayectoria siempre ascendente de un piloto que ha sabido labrar su camino, primero de la mano de su ‘tío’ Juanjo Lacalle –que le acompañaba muchas veces dado que Carlos padre tenía compromisos profesionales– en el mundo del karting y subió peldaño a peldaño con discreción y humildad, soportando la presión paterna.

Presión paterna que no era tal porque Carlos padre ha sabido siempre mantener un plano discreto que favoreciese el crecimiento de ‘Carlitos’, sino que venía de fuera. Durante años se comparó su crecimiento con los éxitos de su padre y se cuestionó si valdría. Durante años se dijo que si subía escalones era por el dinero e influencias de papá.

Hoy nadie recuerda esas cosas, ni se pasan por la cabeza de los aficionados. Su padre ya no va a todos los Grandes Premios «porque Carlos ya no lo necesita. Vuela solo», subraya orgulloso.

‘Don Carlos’ se ha ganado por méritos propios su lugar en la Fórmula 1. De Toro Rosso, donde plantó cara a Max Verstappen –el propio Dr. Marko reconoció que sus prestaciones y las de la promesa de Países Bajos eran similares– a forzar su marcha a Renault en plena temporada, cuando se dio cuenta de que el ascenso de Red Bull, centrado en Max, era casi utopía.

De Renault, a McLaren para suplir a Fernando Alonso, lo que muchos pensaban era un auténtico y casi suicida marrón no sólo por sustituir al emblemático asturiano sino porque McLaren parecía que estaba en horas muy bajas.

Con los ‘papaya’ tuvo la ocasión de demostrar su talento y su trabajo. Asumió el liderazgo del equipo, ayudó a que creciese y se consolidase y demostró que es hombre de equipo en su relación con Lando Norris.

Estas cualidades fueron las que llamaron la atención de Ferrari, que lo llamó para sustituir a Sebastian Vettel y ayudar a la reconstrucción del equipo. Muchos pensaron que el papel de Sainz, al lado de Charles Leclerc, iba a ser al que cumplieron Rubens Barrichello y Felipe Massa al lado de Michael Schumacher o de este último con Alonso… pero ha demostrado que no es así.

Su trabajo constante –siempre se ha ido a vivir cerca de la sede del equipo para ‘incordiar’ cada día a los ingenieros– no se ha limitado a la pista, sino también al simulador y a la preparación física y sobre todo a trabajar mucho con los ingenieros, escuchándoles, interesándose por los detalles técnicos, por cómo funcionan y lo que se espera de ellos, y dando indicaciones precisas. En Maranello dicen que Carlos ha hecho que Leclerc se ponga las pilas. Son cualidades que le vienen de los genes paternos.

Atrás quedan, de momento, 136 Grandes Premios y cuatro podios. Por delante queda la ambición y el compromiso con ir a más. Todavía no se siente al 100% en simbiosis con su Ferrari, pero de momento es el piloto que más puntos ha dado al equipo. 

A sus 27 años le puede quedar fácilmente una década por delante. De momento, un año más de contrato con Ferrari y la opción de seguir en Maranello en 2023.

Carlos puede sentirse orgulloso si mira hacia atrás y pasa revista a lo conseguido. Pero este sentimiento será quizás fugaz. Para él lo importante no es lo que ha conseguido, sino lo que todavía quiere lograr… y pondrá todo de su parte por conseguirlo.

¡Feliz cumpleaños, Carlos!

Elije a www.sobreruedas.news como tu portal favorito de noticias del mundo automotor

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here