AlphaTauri condena ataque en redes sociales a estratega de Red Bull

0
1668
f1

Las acusaciones en las redes sociales se avivaron por el impacto que tuvo el coche de seguridad virtual en la carrera provocado por el abandono de Yuki Tsunoda, favoreciendo a Max Verstappen en detrimento de los pilotos de Mercedes Lewis Hamilton y George Russell.

La jefa de estrategia de Red Bull, Hannah Schmitz, ha sido víctima de abusos en las redes sociales como consecuencia de ello.

El drama comenzó cuando al salir de su parada en boxes Tsunoda sospechó que una rueda no estaba bien sujeta.

Su ingeniero le dijo que se detuviera en la pista y, tras hacerlo, apagó el motor y se preparó para abandonar el coche.

Sin embargo, los datos del equipo le indicaron que la parada en boxes había ido según lo previsto y que las ruedas estaban bien sujetas, por lo que se le dijo que reiniciara la marcha y volviera a los boxes, donde podría llevar un juego de neumáticos nuevos.

Cuando se detuvo en la pista, él se había aflojado los cinturones de seguridad mientras se preparaba para salir, y tuvo que volver a apretarlos en la parada extra, lo que le costó tiempo y atrajo la atención de los comisarios.

Nada más salir del pitbox, Tsunoda informó de que seguía sintiendo el mismo problema, sugiriendo que podría estar relacionado con el diferencial del coche. Se le dijo que continuara fuera del pitlane para mantener la salida libre y encontrar un lugar seguro para aparcar antes de apagar y bajar del coche.

El VSC que siguió permitió al líder Verstappen hacer una segunda parada de pits para colocar neumáticos frescos. Mientras tanto, Hamilton y Russell perdieron la ventaja que se esperaba que tuvieran si la carrera se hubiera desarrollado en condiciones normales y hubieran llegado hasta la bandera de cuadros sin una detención extra, como estaba previsto. 

Aunque todo el episodio pareció extraño en la televisión, una revisión de las imágenes de a bordo y de las conversaciones por radio confirmó que se trataba de un simple caso en el que el equipo y el piloto no sabían qué había salido mal, y reaccionaron lo mejor que pudieron ante las inusuales circunstancias.

Los comisarios de la FIA examinaron el caso inmediatamente después de la carrera, y la única medida que tomaron fue amonestar a Tsunoda por conducir con los cinturones sueltos.

Sin embargo, rápidamente surgieron en las redes sociales sugerencias de una conspiración entre los equipos Red Bull y AlphaTauri, con insultos dirigidos a Schmitz.

AlphaTauri respondió el lunes con un comunicado en el que refutaba las teorías y defendía a Schmitz.

«Es increíblemente descorazonador leer algunos de los comentarios dirigidos a nuestro equipo y a la Jefa de Estrategia de Red Bull Racing, Hannah Schmitz«, decía el comunicado.

«Este tipo de comportamiento odioso no puede ser tolerado, y las acusaciones de juego sucio son inaceptables, falsas y completamente irrespetuosas tanto para Hannah como para nosotros.

«Siempre hemos competido de forma independiente, justa y con los más altos niveles de respeto y deportividad.

«Yuki tuvo un fallo que el equipo no detectó inmediatamente y que le hizo parar en la pista. Sugerir algo diferente es insultante y categóricamente incorrecto».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí