Alonso molesto con Alpine por dejar ir 60 puntos en Singapur

0
161
f1

Lo que iba a ser un día de festejos para Fernando Alonso después de convertirse en el piloto con más grandes premios disputados de la historia, pasó a ser toda una pesadilla tras una avería en el motor Renault, como reportó el propio español por la radio inmediatamente.

El asturiano arrancaba en la quinta posición en el Gran Premio de Singapur 2022 de F1 después de una increíble sesión en la que brilló con luz propia al estar peleando incluso por la pole position, aunque el rendimiento de su Alpine no le permitió superar a los favoritos, tanto al Ferrari de Charles Leclerc como al Red Bull de Sergio Pérez, que copaban la primera fila.

Desde esa quinta plaza, el bicampeón del mundo intentó escalar lugares en la salida, pero perdió contra el McLaren de Lando Norris y el AlphaTauri de Pierre Gasly, pero se resarció en la primera frenada fuerte, cuando sobrepasó al galo. Desde ahí, en la misma posición desde la que partió, el español se mantuvo firme, aguantando al todopoderoso Max Verstappen, que iba en busca de una épica remontada para tratar de igualarlo en número de títulos mundiales.

A pesar de ser todo un muro contra el neerlandés, Alonso quería ir más allá, y reportaba por radio que era posible cambiar pronto de las gomas intermedias a las de seco, pero tan solo un giro después de ello, en la vuelta 22, se vio obligado a abandonar por un contratiempo en su unidad de potencia.

Nada más bajar de su coche, el A522, el asturiano se mostró decepcionado tras un nuevo abandono en una carrera en la que parecía estar todo preparado para sumar un buen puñado de puntos.

«Otra vez que hemos perdido ocho punto o diez puntos, los que fuesen… A lo largo del año creo que ya iban 50 y ahora volvemos a sumar otros 10. Perder 60 puntos en un campeonato es inaceptable».

«Creo que por mi parte estaba rindiendo bien todo el fin de semana y otra vez que se trunca todo por una avería mecánica», añadió.

Su compañero de equipo, Esteban Ocon, también abandonó en Singapur, pero la situación era muy diferente, tal y como reconoció el propio Alonso ante los micrófonos de DAZN.

«Es verdad que en esta carrera se pararon los dos Alpine, pero uno estaba el 13º y eran cero puntos, así que no cambia mucho, pero personalmente este año me está cambiando casi todo».

Dentro de cinco días, la Fórmula 1 volverá al asfalto para disputar una nueva prueba, un Gran Premio de Japón que el piloto español está esperando con los brazos abiertos por diferentes motivos.

«Lo bueno es que ahora no hay tiempo para nada, tengo ganas de estar en el coche otra vez, Suzuka además es uno de mis circuitos favoritos y la afición japonesa también, así no veo el momento de llegar a Japón, que además voy a pasar unos días descansando en Tokio, porque me encanta», concluyó Alonso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here