Cinco consejos para mejorar la postura para conducir

0
132
asiento

Las principales lesiones que los conductores podrían sufrir al estar periodos largos de tiempo sentados frente al volante son las lumbalgias y las discopatías, estas últimas son la degeneración de los discos de las vértebras de la columna.

Además, pueden tener alteraciones en brazos y piernas por la misma razón: giro, torsión y extensión por tiempo prolongado. 

A continuación, algunos consejos para que durante su viaje su cuerpo no sufra de molestias y tenga una correcta postura para evitar inconvenientes:

1. Cambie de posición con frecuencia

Según la fisioterapeuta y especialista en salud y seguridad en el trabajo, Diana Ortiz, por más que tenga una buena silla con los estándares de seguridad y ergonomía, lo mejor es cambiar cada vez que se pueda de posición, es decir, bajarse del vehículo por un tiempo, moverse con frecuencia y así evitar que el cuerpo este quieto en la misma posición por varias horas. “Modificar el movimiento del cuerpo evita la fatiga que lleva estar en la misma posición siempre. Recuerde mover brazos, cintura y piernas”, explica Ortiz.

2. La espalda apoyada en el espaldar

Parece un consejo obvio, pero muchos conductores se encorvan y alejan su espalda de la silla. La idea es tener toda la columna firme y derecha en el espaldar y no olvidar apoyar la cabeza en el apoyacabezas, no dejarla suspendida ya que el cuello es quien sufre el cansancio. Cuando junte su espalda recuerde también llevar la cadera, que quede derecha al espaldar del asiento del carro.

3. Organice la silla para su comodidad

Juan Gonzalo Echavarría, especialista en ergonomía, explica que todo dentro del carro debe estar adaptado “a su estructura antropométrica. No somos iguales. Algunas personas son más altas y otras más cortas. Por ello, ajuste su silla a su cuerpo”, indica Juan.

“La distancia y altura del asiento deben permitir el fácil acceso a los mandos y la correcta visualización de la información que percibirá el conductor, cuyos ojos han de quedar a media altura del parabrisas. La parte anterior del asiento debe estar por detrás de la parte anterior de la rodilla”, expone Cesvi.

4. Estar cerca de la cabrilla del vehículo

No es estar pegado de ella, pero sí cercano para que “las manos no queden extendidas por completo. La intención es que queden medio flexionadas. Lo mismo sucede con las piernas, que queden cerca de los pedales y se flexionen”, indica la fisioterapeuta. La posición del manubrio tiene que ser alta, pues de esta manera el conductor puede situar sus muñecas en la parte alta sin que sus hombros se separen del respaldo de la silla.

5. Rodillas libres de cualquier presión

Evite que las rodillas en su parte posterior queden aprisionadas contra algún elemento del carro. Se debe evitar la compresión ya que esto puede conducir a calambres, molestia que puede inhabilitar al conductor y producir un accidente.

Si hoy va a viajar y hará un recorrido considerable, tenga en cuenta estas recomendaciones para que no llegue a su destino cansado o con un dolor que no le permita disfrutar de su descanso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here